La comunicación. Eterno problema en las Empresas Familiares

La comunicación. Eterno problema en las Empresas Familiares

Los problemas de comunicación existen en todos los ámbitos, tanto si nos referimos a las relaciones personales como a las profesionales. La Empresa Familiar no es ajena a este fenómeno.

Revisemos los tres escenarios que se presentan a continuación donde se ejemplifican diferentes modelos de comunicación. 

Escenario 1

El Director general que es el padre de la familia se dirige a su asistente: “Srta. González, mándele un mail a mi hijo Rodrigo y dígale………… “

Escenario 2 

El Director general que es el padre de la familia le dice a su esposa: “ Vida, por qué no hablas con tu hijo y le pides que……..”

Escenario 3

El Director general y padre de familia se dirige a su hijo: “Hijo, tenemos este problema, por qué no nos sentamos a platicar y tratamos de resolverlo?”

¿Qué forma de comunicación prefieres? Seguramente la tercera. ¿Cuál es la que comúnmente utilizas? Seguramente una de las primeras dos.

¿Es realmente la comunicación directa un problema en las Empresas Familiares?

Definitivamente SÍ lo es. Si consideramos que Empresa y Familia son dos sistemas totalmente diferentes, ¿por qué nos empeñamos en implementar el mismo modelo de comunicación en ambos sistemas?En la Familia hay una jerarquía encabezada por el padre, en la Empresa la jerarquía está encabezada por el Director General. El hecho de que el Director General sea a su vez el padre de la familia no significa que deba dar las instrucciones en la empresa de la misma manera que las da en la casa. 

Es verdad que lo ideal seria que la comunicación familiar sea directa, sincera y empática, sin embargo esto no siempre ocurre. 
A pesar de que la comunicación familiar adolezca de algunos vicios, en la empresa es necesario, por su bien y por su buen funcionamiento que este patrón no se repita.

En la Empresa hay directores y el lenguaje entre los directores debe ser franco, abierto y transparente, independientemente que estos sean parte de una familia y la comunicación familiar siga patrones completamente distintos. 

El siguiente relato ejemplifica la comunicación directa, franca y transparente a la que me refiero: En una ocasión el Director General de la Empresa llamó a uno de sus directores y le dijo:
“ Llegas tarde, no se cumplen tus objetivos, no respetas las reglas ni las jerarquías…estás despedido!”

Un momento después el mismo personaje dice: “Hijo, me acabo de enterar que fuiste despedido, ¿en qué te puedo ayudar?”

¿Por qué se distorsiona la comunicación?

El juego de poder, la jerarquía del padre, la autoridad centralizada, son algunas de las razones que representan un obstáculo para la comunicación.
Debemos estar consientes que una mala comunicación va a tener consecuencias negativas en los dos sistemas en los que actuamos: la Familia y la Empresa,
¿Cómo funcionará el Consejo de Administración cuando el Presidente del Consejo niega la presencia y la voz de uno de sus miembros, que es su hijo?
¿Qué papel jugará el distanciamiento entre padre e hijo a la hora de preparar el plan de sucesión?
¿De qué lado se pondrán los empleados en el conflicto entre padre e hijo?
¿Acaso podremos llegar a casa y tener un diálogo constructivo con nuestro hijo, cuando en la Empresa lo evitamos?

Mensaje final

Tanto en la Empresa como en la Familia no importa que tan grande sea el conflicto. No importa que tan grave sea el distanciamiento. La mejor manera de terminar con ellos es sentarnos a platicar, es comunicarnos. 

La regla de oro de la comunicación exitosa es:
• Hablar abiertamente
• Expresarnos de manera sincera
• Dialogar sin ningún tabú, 
• Decir lo que sentimos,
• Escuchar al otro y 
• Ser empático.

Si lo logramos, habremos asegurado el éxito de la Familia y de la Empresa.

#consultoresoc #empresasfamiliares #consultoriaempresarial #comunicacion

Comparte este artículo

Más publicaciones

Escríbeme y te ayudo

Scroll to Top