¿Por qué tengo que preparar hoy mi plan de sucesión?

He tenido la oportunidad, durante 15 años de experiencia y convivencia con familias empresarias, de conocer las preocupaciones, formas de pensar y temores de los fundadores de empresa, que generalmente son los directores generales de la misma y padres de familia, cuando se habla de la sucesión.

Este momento, al que yo considero un proceso, trae acompañado sentimientos encontrados y reacciones por parte de los familiares quienes identifican la sucesión como una posible enfermedad e incluso fallecimiento del fundador, ya que no entienden cómo después de toda una vida trabajando, el papá quiere retirarse.

Y es precisamente todo lo contrario. El proceso de sucesión se debe empezar cuando el fundador goza a plenitud de salud física y mental, tiene la fortaleza de hacer nuevas cosas, enfrentar nuevos retos y tiene, en la mayoría de los casos, los recursos financieros para poder gozar la vida más allá de la oficina. ¿Cuándo es eso? HOY.

Si bien el proceso de sucesión conlleva a tomar decisiones difíciles, esto no es pretexto para no empezarlo. Probablemente tengamos que pensar en cómo escoger entre nuestros hijos al sucesor, los roces que podamos tener durante la transición, la entrega del puesto y sobre todo del poder y finalmente el miedo al futuro.

¿Seguiré activo después de haber hecho la sucesión en mi empresa?

Tenemos que entender y aceptar que hay “vida después del trabajo” y que podemos seguir siendo activos y productivos después de la sucesión y seguir beneficiando a muchas personas, como lo hemos hecho toda la vida, compartiendo nuestros conocimientos, experiencia y talento.

Leyendo hace poco un artículo intitulado “descubra al sucesor perfecto”, la autora Montse Mateos nos dice “Asegurar una sana sucesión a puestos de este calibre es una obligación para la empresa, ya que de ello depende la continuidad del negocio”. Efectivamente, tenemos que pensar en la continuidad de la empresa y dejar un legado a nuestros hijos y nietos para que tomen la estafeta y sigan adelante.

Si por un lado el proceso de sucesión puede ser complicado, el dejar una empresa institucionalizada, ordenada, que tiene asegurada su continuidad, nos debe dar la tranquilidad y satisfacción de haber cumplido con la familia y empresa unidos, evitando riesgos para el futuro.

Sí, definitivamente hoy tenemos que preparar nuestro plan de sucesión. La edad recomendable para hacerlo es HOY.

En Consultores OC, ayudamos a facilitar el proceso de sucesión en las empresas para que se pueda dar en orden, en paz y con la armonía que requiere la conjunción entre empresa, patrimonio y familia. Conoce nuestro plan de sucesión, haz clic aquí.

#Plandesucesion #ConsultoresOC #consultoriaempresarial #empresasfamiliares

Comparte este artículo

Más publicaciones

Escríbeme y te ayudo

Scroll to Top