¿Cómo adaptarse a la nueva realidad empresarial?

Con el comienzo de la reactivación económica, es necesario que las empresas tomen medidas para empezar a adaptarse a la nueva realidad. Sin lugar a dudas, la capacidad de adaptabilidad en las empresas es fundamental, sobre todo en las empresas familiares.

En el contexto actual, y a raíz de las medidas tomadas ante la pandemia, muchas empresas se han visto obligadas a actuar y establecer nuevas estrategias para ser resilientes.

Así pues, dichas estrategias ahora deberán adaptarse a las medidas para la reactivación económica. Esto con el objetivo de sobrevivir, e incluso evolucionar.

“El Coronavirus nos ha dejado claro una cosa: “nos tenemos que adaptar a una nueva realidad”. Es el momento de demostrar nuestra capacidad de resiliencia. Tenemos que hacerlo juntos, unidos. Es un gran reto y lo lograremos.”

– José Fainsod  

Con el paso del tiempo se irán desactivando las medidas de distanciamiento social, y las actividades se irán reanudando poco a poco. Por lo tanto, las empresas necesitan prepararse y evaluar sus estrategias para poder integrarse con éxito a la nueva normalidad.

5 estrategias para adaptarse a la nueva realidad

1.- Transformación digital:

Actualmente, tener presencia en la red es un requerimiento indispensable si una empresa desea crecer, evolucionar y darse a conocer.

Así mismo, implementar tecnología, herramientas digitales y softwares empresariales permiten optimizar los procesos de trabajo. Por lo tanto, la digitalización maximiza el potencial que puede llegar a tener el negocio:

  • Facilita la comunicación interna y externa
  • Aumenta el alcance de prospectos y las ventas
  • Mejora la atención a clientes
  • Genera confianza y seguridad
  • Facilita el análisis de datos y toma de decisiones
  • Optimiza el manejo financiero

2.- Modelo de negocios:

Por otro lado y siguiendo con el tema de la digitalización, en los últimos meses se abrieron oportunidades para aprovechar al máximo las aplicaciones móviles, las redes sociales y los sitios web.

Hay empresas comenzaron a llevar su negocio a otro nivel, modificando su estructura para poder brindar una experiencia completamente nueva al consumidor, por medio de entregas a domicilio o servicios en linea.

Entonces, lo importante de los diferentes modelos de negocio, es que se van adaptando a la empresa, a los consumidores y sus nuevos hábitos de consumo.

3.- Medidas de salubridad

A medida que se reactiven las actividades, lo principal que la empresa debe tomar en cuenta es llevar a cabo acciones de salubridad enfocadas a reducir el riesgo de contagios. Entre las cuales se encuentran:

  • Llevar a cabo un programa de limpieza y mantenimiento permanente del centro de trabajo.
  • Favorecer la ventilación natural en espacios comunes o de mayor concentración de personal.
  • Promover el uso de equipo de protección personal (EPP).
  • Respetar la sana distancia en el centro de trabajo.

4.- Plan de trabajo:

La decisión de establecer un plan de trabajo presencial con sana distancia, o continuar con el trabajo remoto, depende de cada empresa, su perfil y visión, así como del sector al que pertenezca de acuerdo al nivel de riesgo:

Muy alto: personal de sector salud como son médicos, enfermeras, dentistas y laboratoristas.

Riesgo alto: los paramédicos, técnicos médicos, médicos forenses, personal que labora en depósitos de cadáveres, choferes y personal de ambulancias y personal de intendencia en hospitalización

Medio: trabajadores con contacto altamente frecuente con público en general, personas en edad escolar, compañeros de trabajo, clientes, y otros individuos o grupos.

Bajo: trabajadores que tienen contacto ocupacional mínimo con el público en general y otros compañeros de trabajo.

5.- Planes de continuidad y de contingencia:

Todo negocio y empresa está inevitablemente expuesto a situaciones inesperadas que pueden llegar a afectar la gestión y productividad de la misma.

Es por esto necesario que la Empresa Familiar pueda reaccionar adecuadamente, sin tener que acudir a la improvisación y evitar contratiempos para la actividad ordinaria del negocio.

Por lo cual es imprescindible implementar planes de continuidad y contingencia para establecer las normas de funcionamiento y los lineamientos que se han de seguir dentro de la empresa en tales circunstancias.

Comparte este artículo

Más publicaciones

Escríbeme y te ayudo

Scroll to Top