Claves para mantener la continuidad de la empresa familiar

continuidad de la empresa familiar

La continuidad es el gran desafío de las familias empresarias.

Al hablar de continuidad empresarial nos referimos a la capacidad de una organización de poder sobrevivir ante las adversidades y obstaculos que impacten la empresa; y también a llevar a cabo un proceso exitoso de sucesión.

En situación de crisis, las empresas familiares deben sacar lo mejor de sí mismas y aprovechar las características que las diferencia de las empresas no familiares. 

Sin embargo, menos de 30% de las empresas familiares avanzan con éxito a la segunda generación y sólo 12% alcanza la tercera, según datos de la Small Business Administration y el Bureau of Labor Statistics.

Causas de mortandad de las empresas familiares:

Las causas detrás de este elevado indice de mortalidad son diversas, la clave está en saber detectarlas a tiempo.

Es importante mencionar que 2 de cada 3 casos de mortandad de las empresas, son causados por conflictos internos entre integrantes de la familia propietaria.

Esto se debe a que dentro de una empresa familiar conviven dos sistemas en tensión permanente que son: la familia y el negocio, en los que es preciso evitar relacionar los sentimientos y los lazos que pueden estancar el progreso del negocio.

La realidad es que las empresas familiares se enfrentan a muchos retos que deben superar exitosamente para seguir su actividad generación tras generación. Todo esto dentro de un contexto complejo y dinámico donde las transformaciones se producen celozmente por efecto de fenómenos como la digitalización y la globalización.

Estos cambios del entorno, además de dificultar la sostenibilidad de los negocios, también acrecientan la brecha generacional, lo que dificulta la unión familiar.

Proceso de sucesión:

La trascendencia y continuidad tienen que ver directamente con llevar a cabo un proceso exitoso de sucesión. Cuando se trata de lograr que la empresa permanezca en el mercado y sobreviva generaciones, se debe implementar una buena estrategia de sucesión.

Estructurar un buen plan de sucesión es la clave para asegurar la continuidad de las empresas familiares. Mediante este proceso, el fundador de una empresa entrega la operación y la propiedad de la misma a un sucesor.

Lo esencial para que el proceso sea exitoso es planificar y establecer un dialogo efectivo. Entendiendo que el punto clave para el futuro de cualquier empresa siempre ha de ser una buena comunicación, planeación estratégica empresarial y un plan de sucesión claro.

 Los pasos a seguir son:

1.- Consensuar la decisión con la familia

Aunque la decisión de retirarse compete exclusivamente al fundador, esta tiene repercusiones en el ámbito familiar. Toda la familia se verá afectada o beneficiada al momento del retiro, por lo que es muy importante platicar sobre éste con todos los integrantes.

2.- Elaborar un plan alternativo de vida

La actual expectativa de vida es muy alta, por lo que el fundador tiene que pensar qué va a hacer durante el resto de sus días fuera de la empresa.

Es muy importante que el fundador, al elaborar su plan alternativo de vida, considere que debe tener los recursos necesarios para poder mantener su mismo nivel de vida de manera vitalicia.

3.- Elección del sucesor

Buscar y seleccionar al sucesor puede representar un dolor de cabeza, veamos los siguientes escenarios:

  • Seleccionar a un hijo entre varios que trabajan en la empresa.
  • El caso de que sólo un hijo esté trabajando en la empresa y éste no esté calificado para manejarla.
  • Seleccionar a un hijo que no trabaje en la empresa.
  • Seleccionar a un familiar, no hijo, para manejar la empresa.
  • Contratar a un externo, ajeno a la familia.

La continuidad de la empresa familiar dependerá en gran medida de la selección de un líder capaz de seguir el rumbo de ésta y de negociar constantemente con la familia.

Si llegamos a fallar en esta selección y no la hacemos en función de las necesidades de la empresa, sino de la familia, los resultados no serán los que hemos planeado, lo cual retrasará o cancelará nuestros planes de retiro.

4.- Trabajo en equipo

El trabajo en equipo implica que ambos, fundador y sucesor trabajen juntos para definir una visión conjunta y un modelo de negocios aceptado por ambos. Una vez que éstos estén definidos, el fundador tendrá la tranquilidad de que la continuidad esté asegurada.

Ambos deberán fijar la hoja de ruta del retiro.

5.- Entrega de la estafeta

El momento de la sucesión ha llegado, el fundador debe ceder su puesto. No se debe improvisar, es de suma importancia anticiparse para garantizar el éxito del proceso, ajustando la sucesión a la realidad de la empresa.

Para tratar conflictos, se recomienda la INTERVENCIÓN DE CONSULTORES especializados y con experiencia para apoyar y asesorar a las familias empresarias para llevar a la empresa por el camino a la continuidad.

¡Ponte en contacto con nosotros!

Comparte este artículo

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin

Más publicaciones

El Protocolo Familiar

El Protocolo Familiar

Desarrolla el Protocolo Familiar de tu empresa Historia de un Negocio Familiar – Capítulo 1 El recorrido de una empresa tiene caminos definidos con una

El valor del Consejo de Administración

El valor del Consejo de Administración

QuieroAprenderA: La Empresa Familiar https://www.facebook.com/events/134350345180271 El valor del Consejo de Administración ¿Cómo evaluar el valor generado a la empresa del Consejo de Administración? Recorriendo la

Te escuchamos

Scroll to Top

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación.