loader image

5 Claves para que funcione el consejo de administración en una empresa familiar

consejo de administración en una empresa familiar

El consejo de administración es la institución central en el gobierno de tu negocio familiar. El papel, la estructura y la composición del consejo varían según el tamaño y la complejidad de cada negocio y la madurez de la familia propietaria.

Todas las empresas familiares exitosas llegan a un punto en el que los fundadores o líderes empresariales se dan cuenta de que necesitan un consejo de administración eficaz para sostener el crecimiento a largo plazo y llevar su negocio al siguiente nivel como una empresa comercial viable que abarca varias generaciones.

Durante los primeros años de su existencia, la mayoría de las empresas familiares crean una junta directiva para cumplir con los requisitos legales. Su propósito generalmente se limita a aprobar las finanzas, los dividendos y otros procedimientos de la empresa que requieren la aprobación del consejo. 

Estos consejos suelen reunirse una o dos veces al año y sus sesiones tienen una duración muy breve. El consejo generalmente está compuesto exclusivamente por miembros de la familia y, en algunos casos, algunos gerentes de confianza que no pertenecen a la familia. También es muy común ver a las mismas personas desempeñarse como gerentes y directores de la junta, siendo los propietarios de la empresa. Los roles a menudo se mezclan, lo que posiblemente genere conflictos e ineficiencias en la supervisión de la empresa y su decisión estratégica.

Una junta corporativa compuesta por miembros capaces de aportar diversas habilidades y experiencia, ofrecer buenos consejos y supervisar el gobierno corporativo puede servir como un poderoso catalizador para ayudar a una empresa familiar a aprovechar una ventaja competitiva y mantener el crecimiento.

A medida que el negocio familiar crece, se vuelve necesario contar con un consejo de administración más profesional para desempeñar un papel activo en asuntos importantes, como establecer la estrategia de la empresa y revisar el desempeño de su gestión. 

Estas tareas requieren que la junta se reúna con más frecuencia. También requieren que el consejo tenga la experiencia y la independencia necesarias para gestionar la administración de la empresa, actuando con el mejor interés para el negocio. Aquí es cuando el consejo de la empresa familiar se vuelve más organizado, bien enfocado y abierto a directores independientes externos.

Claves para que funcione el consejo de administración en una empresa familiar

1.- Definir roles y expectativas:

Uno de los principales obstáculos que muchas empresas familiares deben superar cuando establecen una junta directiva es delimitar claramente las funciones y responsabilidades del consejo. 

Poner a los miembros de la familia en el consejo puede ser problemático. Si bien algunos miembros de la junta familiar están altamente capacitados y practican la mejora personal continua, otros se sienten fuera de su alcance para comprender y agregar valor a los problemas críticos de la junta. 

Para evitar estos conflictos, las empresas familiares deben documentar claramente las funciones y responsabilidades de todos los ejecutivos y directores y establecer límites claros en términos de alcance. Si bien esto es importante para todos los directorios, es absolutamente esencial para las empresas familiares, especialmente aquellas en las que el director ejecutivo es un miembro de la familia.

2.- Identificar los objetivos del consejo:

Una vez que se han establecido las funciones y responsabilidades del consejo, el equipo de liderazgo de la empresa familiar y la junta directiva deben evaluar si la junta es capaz de ayudar a la empresa a lograr sus objetivos.

Es importante determinar si la combinación de miembros de la junta es adecuada para satisfacer las demandas del negocio. En pocas palabras, las juntas deben tener el conjunto correcto de competencias, particularmente en áreas como finanzas y tecnología, que complementen o aumenten las habilidades de los miembros de la familia.

Para ser eficaz, una junta en funcionamiento debe ser capaz de proporcionar una visión a largo plazo del negocio y ofrecer una perspectiva externa del mercado. También debe ser capaz de identificar y enfocarse en prioridades vitales para el futuro, influir en las estrategias y metas comerciales y monitorear la salud y el desempeño financiero.

3.- Fomentar relaciones sólidas:

Un consejo de administración es un grupo como cualquier otro. Esto significa que la dinámica grupal debe gestionarse activamente, junto con las interacciones y relaciones de la junta con otras personas o grupos, como el equipo de alta dirección. 

Solo cuando invertimos en construir y fomentar relaciones y conexiones podemos desarrollar una relación que apoye las conversaciones difíciles en lugar de evitarlas.

Las personas que tienen relaciones profundas, que van más allá de las meras conexiones profesionales, son más receptivas y atentas, y lo que es más importante, están más dispuestos a participar en discusiones sobre temas controvertidos e incómodos. Saben que incluso cuando tienen desacuerdos en la sala de juntas, no dañarán sus relaciones sólidas y estables. 

La calidad de las discusiones en la sala de juntas refleja directamente la capacidad de las personas para expresar abiertamente sus opiniones porque no temen que sus comentarios ofendan. Sin embargo, también se debe considerar que las relaciones deben administrarse de modo que los miembros de la junta no se acerquen tanto que teman que el desacuerdo amenace amistades muy valiosas.

4.- Promover la transparencia:

Evitar constantemente la confrontación en las juntas del consejo evita que todos los integrantes tengan conversaciones difíciles que podrían fortalecer sus relaciones y mejorar las conversaciones en la sala de juntas a largo plazo.

La agenda de la junta puede ser un instrumento importante para mejorar la franqueza y la transparencia, y el proceso general de la junta. Todos los elementos críticos deben priorizarse en la agenda y abordarse con regularidad, por ejemplo, la rotación de los mandos, los indicadores de calidad, la cuota de mercado, la imagen con los clientes, la inversión en innovación y las actualizaciones del modelo de negocio.

La franqueza es esencial para aumentar el valor de las discusiones en la sala de juntas. Asegúrate de dejar espacio para las conversaciones difíciles; casi siempre tardan más de lo estimado.

  • ¿Todos los miembros del consejo se sienten igualmente cómodos expresando sus puntos de vista con franqueza?
  • ¿Deberían mejorar su capacidad para tratar y brindar retroalimentación constructiva?

5.- Desarrollar un plan de acción:

Es importante priorizar las iniciativas en función del impacto en el negocio y la facilidad de implementación. Las empresas familiares también deben volverse más rigurosas para determinar cómo pueden mejorar el gobierno y la supervisión de sus negocios. 

A medida que las empresas familiares se expanden y se trasladan a nuevos mercados, un consejo de administración sólido ofrece una ventaja competitiva fundamental. Un consejo eficaz es capaz de abordar múltiples prioridades comerciales, como ofrecer conocimientos estratégicos y supervisar el gobierno y la mitigación de riesgos. 

Igual de importante, los miembros del consejo también entienden claramente su función de equilibrar las necesidades de todas las partes interesadas, desde los miembros de la familia hasta los empleados y la comunidad.

Conclusión:

Una empresa familiar dirigida por un consejo de administración eficaz está preparado para ayudar a la empresa a identificar riesgos y resolver problemas de manera proactiva, aprovechar las relaciones existentes y nuevas, y aprovechar las características comerciales inherentes que le otorgan una verdadera ventaja competitiva en el mercado.

Los consejos de administración pueden ser instrumentos poderosos para ayudar a los propietarios y líderes de empresas familiares a alcanzar y superar sus objetivos, pero a menudo no cuentan con suficiente apalancamiento. Se necesita tiempo para armar un buen consejo, mantenerlo en funcionamiento y nutrir las relaciones entre sus integrantes y los electores externos.

Consultores en Organizaciones de Calidad, S.C. está para servirte en cualquier momento que lo necesites. Trabajamos bajo una actitud de servicio al cliente permanente, por lo que estamos dispuestos a resolver cualquier duda que tengas. ¡Contáctanos!

Comparte este artículo

Más publicaciones

Te escuchamos

Scroll to Top