Análisis FODA en las Empresas Familiares 

El análisis FODA es una herramienta de gran utilidad para la comprensión y toma de decisiones en todo tipo de situaciones en las empresas y organizaciones.

FODA es acrónimo de: Fortalezas, Debilidades, Oportunidades, Amenazas. Asegura que los objetivos de la empresa estén claramente definidos y que todos los factores relativos estén debidamente identificados. Entonces, un análisis FODA se puede aplicar a cualquier situación y puede ser una medida del éxito.

Con este objetivo, el FODA es una de las herramientas más simples pero efectivas que una empresa familiar puede usar para hacer crecer su negocio y crear la infraestructura que es fundamental para el proceso de gestión de la sucesión.

Además, es tan dinámico que también se puede utilizar para la planificación comercial, la planificación estratégica, la evaluación de la competencia, el marketing, el desarrollo comercial y de productos y los informes de investigación.

Leer también: La importancia de las métricas en las Empresas Familiares

¿Cómo se realiza un análisis FODA?

Para hacer el análisis, se hará una lista o una tabla identificando las Fortalezas y Debilidades; y las Oportunidades y Amenazas.

Las fortalezas y debilidades son factores internos: la situación dentro de la empresa u organización. Y tienden a estar en el presente, por ejemplo factores relacionados con: 

  • Productos 
  • Precios 
  • Costos 
  • rentabilidad
  • desempeño 
  • calidad
  • Recursos humanos
  • adaptabilidad
  • marcas
  • servicios 
  • reputación 
  • procesos
  • infraestructura 
  • Etc.

Por otro lado, las oportunidades y amenazas representan el entorno externo: la situación fuera de la empresa u organización. Y pueden suceder en el futuro, por ejemplo factores relacionados con: 

  • el mercado
  • audiencia
  • moda
  • estacionalidad
  • tendencias
  • competencia
  • economía
  • política
  • sociedad
  • cultura
  • tecnología
  • medio ambiente
  • leyes
  • etc.

Fortalezas:

En caso de representar este análisis en una tabla, en el primer cuadro debes enumerar todas las fortalezas de tu empresa familiar, división operativa, territorio de ventas o lo que sea que estés analizando. 

¿Qué hace que el negocio sea lo que es? Enlista los atributos que pueden usarse para crear una ventaja competitiva. Ejemplos incluyen:

  • Ubicación
  • Valores
  • Respeto y reputación
  • Habilidades de gestión
  • Conocimiento de la industria
  • Responsabilidad social
  • Etc.

Debilidades:

¿Qué factores podrían impedir que el negocio logre resultados exitosos? Por lo general, se trata de cuestiones internas y pueden estar relacionadas tanto con la familia como con la industria, como la rivalidad, la financiación de capital y la comunicación. Si no se abordan, podrían retrasar un proyecto o incluso comprometer la continuidad de una empresa. Los ejemplos son:

  • Pobre liderazgo
  • Falta de entrenamiento
  • Sin métricas de medición
  • trabajo de mala calidad
  • Falta de respaldo de roles
  • Poca comunicación
  • Falta de planeación
  • Resistencia al cambio

Oportunidades:

Las oportunidades son factores externos que si se aprovechan, pueden ayudar a una empresa a lograr sus objetivos, y producir un mayor ROI (retorno de la inversión)por ejemplo, trabajar con un consultor de marketing para introducir una nueva línea de productos en el mercado objetivo o mejorar el perfil de la empresa. Las oportunidades  pueden incluir:

  • Crear alianzas estratégicas
  • Capacitación del personal
  • Cursos de formación
  • Selección objetiva de personal
  • Las vulnerabilidades de los competidores
  • Desarrollo tecnológico e innovación
  • Nuevos mercados
  • Desarrollo de productos

Amenazas:

Las amenazas son factores que pueden poner en peligro el negocio o el éxito de un proyecto y es crucial la evaluación del riesgo. Por ejemplo:

  • Disputas familiares
  • Baja moral del personal
  • Pérdida de contratistas
  • Efectos políticos
  • Cambios legislativos
  • Desastres ambientales
  • ¿Demanda de mercado?
  • Inflación

Las empresas familiares pueden obtener información crítica sobre los factores que influyen en su eficiencia operativa mediante el uso del análisis FODA.

Los líderes de empresas familiares que son expertos en pensamiento estratégico entienden que crear y fomentar una cultura que respalde la estrategia competitiva general de la empresa es una de sus tareas de liderazgo más importantes. También entienden que el proceso de creación de la estrategia es más importante que el plan en sí mismo, ya que brinda una oportunidad para que los líderes tengan muy claro cómo competirán y qué deben hacer cuando las cosas no resultan exactamente como las planearon.

Si las empresas familiares superan sus debilidades con diversos métodos de institucionalización y profesionalización, pueden establecer sistemas efectivos y dar pasos firmes para convertirse en una empresa exitosa y sostenible.

Comparte este artículo

Más publicaciones

Escríbeme y te ayudo

Scroll to Top